Autorretrato

Joaquín Sorolla y Bastida
Valencia, 1863 – Cercedilla, Madrid, 1923
Fecha: 1885
Medidas: 26,40 x 13,90 cm
Materiales: Óleo sobre tabla
Se trata de una obra realizada por Sorolla en Roma durante su primer año como pensionado. Un autorretrato dedicado a un “amigo Esteban”, cuya identificación es una incógnita hasta el día de hoy. La obra ha sido estudiada y restaurada en las instalaciones del CAEM, constatando su atribución ya verificada por Blanca Pons-Sorolla, y desvelando que esta obra, anteriormente conocida como “Busto de hombre”, es en definitiva un autorretrato del propio autor. Además, el estudio técnico de obras de esta etapa de formación del artista, permite comprender mejor cómo Sorolla evolucionó (partiendo de un gran talento natural que se ve reflejado en este paradigmático autorretrato), hasta ser mundialmente conocido como el maestro de la luz.