Cristo con la cruz a cuestas

Doménikos Theotokópoulos
El Greco (Candía [Grecia], 1541-Toledo, 1614)
Fecha: h. 1585-1590
Medidas: 57’50 x 38’50 cm
Materiales: Pintura al óleo sobre lienzo
A pesar de su origen, El Greco es el pintor del manierismo contrarreformista español por antonomasia, siendo el creador de varios modelos de gran éxito, imitado por otros artistas prácticamente hasta el siglo XIX. Sus modelos se difundieron, entre otras razones, por el valor que El Greco dio a sus propias obras, reinterpretando algunas de ellas decenas de veces. Los resultados arrojados por la fotografía infrarroja permitieron advertir el encaje de la figura, con espacios marcados de transición entre la túnica y las carnaciones de cuello y manos, de forma pareja a como ocurre en otras obras de El Greco. Muy relevantes fueron las imágenes obtenidas con el microscopio digital, las cuales no solo remarcaron que su paleta es acorde a la del cretense, con potentes y brillantes pigmentos poco comunes en la pintura española del XVII, sino en la forma que estos son aplicados, siendo buen ejemplo la laca de granza mezclada con albayalde y silicatos justamente para potenciar la luminosidad de la obra. El resto de las características de la pieza coinciden perfectamente con el hacer del maestro, lo que nos anima a proponer la hipótesis de que esta pequeña pintura fuera el ricordo usado en su taller para realizar las distintas versiones de Cristo portacroce.